Select Page

En una entrada anterior acerca de ¿Para qué sirven los días internacionales?, una amable lectora nos dejó un comentario en el que nos proponía que pidiéramos donaciones para llevar a cabo nuestra labor. En la respuesta al comentario, la dirigimos a nuestra página de donaciones, pero su sugerencia nos ha hecho pensar que deberíamos ampliar la contestación para explicar, por un lado, cuáles son las principales agencias asociadas a las Naciones Unidas y qué tipo de ayuda podéis proporcionar; y por otro, para mostrar cómo con una dádiva podéis estar ayudando directamente a construir un mundo mejor.

Empezaremos por las agencias humanitarias, aquellas que se dedican a entregar artículos de primera necesidad a los más desamparados. Entre estas figuran, el Programa Mundial de Alientos que con tu ayuda podrá seguir su lucha contra el hambre repartiendo comida a niños y familias desnutridos.

También puedes prestar auxilio a una de las agencias más antiguas de nuestro sistema, el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA en sus siglas en inglés) cuya misión es asistir y proteger a largo plazo a más de cinco millones de refugiados palestinos en Gaza, Cisjordania, el Líbano, Siria y Jordania.

El Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) es un fondo que ayuda a poner en marcha de forma rápida el dinero que se necesita en situaciones de emergencia como catástrofes naturales o crisis humanitarias declaradas por la mano del hombre. Con tu dinero se pueden empezar de forma inmediata tareas de rescate y salvamento tras terremotos, tsunamis o huracanes, pero también asistir a los desplazados y los más vulnerables.

Una de las mayores crisis que sufrimos en nuestros días, más allá del hambre, es la de refugiados y desplazados por las guerras y el hambre. La Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) necesita de ti para poder dar un lugar donde dormir, medicinas y otros artículos básicos a estas personas.

Finalmente, nuestro Fondo para la Infancia (UNICEF) se dedica a proteger y a educar millones de niños que sin tu ayuda no podrían sobrevivir ni recibir los conocimientos que les permitirán tener una esperanza de futuro.

Además, de las crisis humanitarias, otras agencias tienen proyectos más a largo plazo que contribuyen a mejorar la vida de todos. Por ejemplo, ONU-Mujeres trabaja por la eliminación de la discriminación y  la desigualdad de género, así como para empoderar a la mitad de la población mundial para que participe en la sociedad en igualdad de condiciones y derechos. Dona.

El Fondo de Población, por su parte, es la agencia líder en salud reproductiva, en la lucha contra el matrimonio infantil y contra la mutilación genital femenina. Dona y contribuye a un mundo donde cada embarazo sea deseado, cada parto sea sin riesgos y cada persona joven alcance su pleno desarrollo.

Otra forma de lograr al bienestar de todos es sumarte a los esfuerzos del Programa para el Desarrollo, que durante más de 50 años lucha contra la pobreza y la reducción de la desigualdad y la exclusión en cerca de 170 países.

Y si lo que te preocupa es promover la cultura, la ciencia, la educación y preservar nuestro patrimonio mundial, la mejor forma de ayudar es dándole tu dinero a la UNESCO, creada en 1945 para responder a la firme idea de que los acuerdos políticos y económicos no son suficientes para construir una paz duradera y de que la paz debe cimentarse en base a la solidaridad moral e intelectual de la humanidad.

Cuaderno de bitácora producido por el equipo de Redes Sociales del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas.