Seleccionar página

La Conferencia sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III ha empezado su andadura y pronto se ha puesto de manifiesto algo que todos sabemos, las ciudades son organismos extremadamente complejos y, por ese motivo, cada una es diferente, como nos muestran los tres ejemplos que abren esta entrada y que adornan el pabellón de la ONU en la Conferencia.

O como lo explicó ayer magistralmente el director ejecutivo de ONU-Hábitat, Joan Clos:

Muestra de esa complejidad nos la da una megápolis como la ciudad de México, donde se congragan veinte millones de seres humanos. La gestión de los desperdicios, la contaminación del aire, el transporte o la administración de los recursos financieros no son más que algunos de los problemas que un alcalde de una ciudad de estas características tiene que afrontar, como nos explica su edil, Miguel Ángel Mancera en esta entrevista.

Debido precisamente a toda esa complejidad, al inaugurar la Conferencia, el Secretario General, Ban Ki-moon, ha vuelto a insistir en la necesidad de que Hábitat III sirva para repensar nuestras ciudades en favor de unas urbes que nazcan del desarrollo sostenible y a su vez faciliten el desarrollo sostenible de la Agenda 2030:

En la inaguración estuvo presente junto a Ban Ki-moon, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien habló de las nuevas formas de pobreza, tráfico de tierras, ocupación ilegal del suelo, hacinamiento y precariedad en nuestras principales ciudades.

Pero es precisamente esa complejidad la que nos ha dado ciudades maravillosas como el casco antiguo de Quito, ciudad que acoge la Conferencia y que por su belleza fue la primera en ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Como prueba de esa belleza aquí dejamos una galería de fotos con la que despedimos la entrada de hoy.

Cuaderno de bitácora producido por el equipo de Redes Sociales del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas.